Cómo saber cuándo su hijo ha llegado a la pubertad.

Cómo saber cuándo su hijo ha llegado a la pubertad.

Físicamente, un niño es en realidad un ser humano durante las primeras etapas de la infancia, entre la etapa de desarrollo de la infancia y la adolescencia, o en algún lugar intermedio. Sin embargo, la definición legal de un niño varía, generalmente se refiere a un niño, de lo contrario se le conoce como un bebé, menor que la edad legal de la mayoría. La edad de la mayoría es generalmente de 20 años, por lo que incluso si su hijo es legalmente un bebé, no puede reclamarlo como suyo, ya que él / ella todavía no es un niño pequeño. Los padres de los niños deberán alcanzar la mayoría de edad, antes de que puedan reclamar a su hijo como suya. Sin embargo, si el niño ya ha alcanzado la edad adulta y sus padres ya no viven con ellos, el niño puede hacer un reclamo por sí mismo.

 

Los niños pequeños deben tener ciertos requisitos básicos de desarrollo antes de que puedan recibir atención y atención especial. Estos requisitos están definidos por el sitio web de WHOIS. Incluye puntos de referencia físicos y mentales, socialización, interacción, autosuficiencia, adaptabilidad y lenguaje receptivo. Los niños pequeños pueden perderse varios hitos de desarrollo, que pueden ser alarmantes a los padres. Un bebé podría no crecer y desarrollarse normalmente, debido a un retraso en los procesos biológicos que deben ocurrir antes del desarrollo de los niños. Un niño pequeño también puede perderse los siguientes hitos del desarrollo:

 

Las etapas anteriores de la infancia y la adolescencia se denominan preadolescentes. Durante este período, los niños experimentan varios cambios físicos, alteraciones de comportamiento y patrones de comportamiento que son normales para su edad y desarrollo. En la mayoría de los casos, estos ocurren en respuesta a su entorno. Por ejemplo, en un niño que testigos de la violencia doméstica, existe un mayor riesgo de síntomas depresivos, ansiedad, falta de atención, hiperactividad, insomnio y trastorno de conducta. De manera similar, si el niño testifica la violencia doméstica en el hogar, existe un aumento de las posibilidades de abuso de sustancias y trastornos de la alimentación.

 

Para cuando un niño alcanza los cinco años, está listo para la escuela, en la escuela primaria, si es posible. Durante los años escolares primarios, los niños están experimentando habilidades de aprendizaje y comunicación que están directamente asociadas con el desarrollo de las habilidades cognitivas y están orientadas a preparar al niño para el jardín de infantes. Durante los años intermedios de la infancia, los niños están listos para aprender sujetos de la escuela primaria, incluidas la lectura, la escritura, las matemáticas y la ciencia;

 

Algunos padres prefieren enviar a su hijo para la educación privada o de la escuela doméstica durante los primeros años para ayudarlos a prepararse para el jardín de infantes y sentirse más conectado con su hijo. Si un niño alcanza el límite de edad en la educación primaria pública, su hijo generalmente se inscribirá en un programa de educación especial o en una guardería privada para ayudarlo a alcanzar objetivos de desarrollo. Sin embargo, aunque muchas escuelas aceptan a un niño a sus programas de educación especial, no hay garantía de que el niño cumpla con los hitos del desarrollo durante este período.

 

Una forma de garantizar la garantía de la preparación para el niño para el jardín de infantes es participar en un monitoreo frecuente y de desarrollo del niño. Los padres pueden usar un calendario cotidiano para programar tiempo con el niño para monitorear su progreso y usar estos hitos registrados para enseñar habilidades, como la observación independiente, la capacidad de atención y la sobilización independientes. Al trazar estos hitos y comparar el progreso de los niños con estas mediciones registradas, los padres pueden ver rápidamente qué tan lejos está a lo largo del niño y también puede ver cuánto más tiempo debe ir.

 

El niño también debe cumplir con otros hitos de desarrollo a lo largo de su primera infancia, incluida la competencia social, el lenguaje, el desarrollo físico y las habilidades motoras. Si bien estas áreas de desarrollo son importantes en toda la infancia, son particularmente importantes en esta etapa de desarrollo. Los niños que no se desarrollan adecuadamente en estas áreas de desarrollo a menudo se consideran a continuación estándar en su grupo de pares, y se etiquetan con frecuencia como un desarrollo retrasado. Es probable que un niño etiquetado como un retraso en el desarrollo experimente problemas tanto en el trabajo escolar como en las relaciones, y tendrá mayores dificultades con el aprendizaje y la conservación de la nueva información.

 

Finalmente, un niño que ha alcanzado la pubertad y ha logrado un nivel de desarrollo personal se considera que ha logrado la edad adulta. Los adolescentes pueden tener una interacción saludable con los demás y pueden pensar críticamente. Pueden ser capaces de tomar decisiones responsables y pueden formar relaciones profundas y significativas. Los adultos son capaces de proporcionar el apoyo emocional que los niños necesitan durante este tiempo en su vida. Mientras que los niños pueden vivir y funcionar de forma independiente en este punto de sus vidas, un adulto ayuda a respaldar los esfuerzos de un niño hacia un autocuidado saludable y un bienestar emocional.

Add Comment